ignoranciala

Pero la culpa, como en cualquier adicción, o como en el amor no logra detenernos en la búsqueda de un burger king, o un mc donalds, y al igual que los amantes de la cocaina, estas  bellezas gastronómicas también se desean aún más después de la fiesta y ebrios todos caen fácilmente, ahí, a esa, hora se revela el placer libre. pero al día siguiente sentiremos más culpa por el combo con papas y coca-cola, que por la droga y el alcohol consumido y de nuestros males físicos haremos responsable a la desprestigiada comida chatarra.

Las  burger king talks buscan como un grupo de alcohólicos anónimos, discutir sobre los factores que atraviesan estos lugares, y aceptar nuestro placer y reconocer de dónde viene la culpa, culpa por que? una culpa capitalista, una culpa gastronómica, una culpa estética, una culpa clase media?, un trauma infantil? una ilusión? Una idea sembrada?

burguer king talks on mcdonals

laignoranciaunplacer@gmail.com